¿POR QUÉ NECESITAMOS INSTALAR UN LOMO REGULABLE EN NUESTRA ESCOPETA O RIFLE?

Todos hemos visto una culata regulables de escopeta en tiradores de competición, desde foso olímpico a recorridos de caza. Puede que esta culata regulable de escopeta te haya llamado la atención y te habrás preguntado por dichos mecanismos pero no sabes quién los puede instalar o bien te parecen caros.... espero darle solución en esta página.
Lo primero que tienes que saber son las posibles modificaciones que se pueden hacer a tu culata y las ventajas de las mismas. Un lomo regulable en principio proporciona un beneficio inmediato por dos razones:

  • La primera razón es que la regulación en altura (conocido como sube-baja) y en ventaja (izquierda-  derecha) permite que al encarar tu ojo esté situado en la posición perfecta para tirar. No hay que andar buscando la banda o el visor poniendo posturas raras de la cabeza que hacen perder un tiempo muy valioso y hace además que los segundos tiros sean más problemáticos y peores.
  • La segunda razón es que tu arma se revaloriza al tener instalado un lomo regulable recuperando casi o totalmente el coste del mecanismo y de la instalación.










Un lomo regulable se realiza cortando primero el lomo de la parte superior del arma con una sierra especial que posee una hoja de muy poco grosor para perder poca madera en el corte (no valen sierras circulares ni sierras de calar ya que aparte de poder astillar la madera, la cantidad de madera que se come en el corte hará que te quede mucho hueco entre el lomo y el resto de la culata por la zona de unión). En el trozo de lomo cortado se instala, haciendo un cajeado en la madera parte del dispositivo mecánico. Se hacen los agujeros y se instala el resto del mecanismo. Esta operación es delicada y se necesita experiencia ya que hay que hacer coincidir con menos error que el milímetro las dos mitades y que encajen perfectamente sin holguras y bien sujetas y ajustadas a la culata. El acabado al barniz o al aceite con los tintes especiales para conseguir igualar el color con la culata en la zona donde se ha realizado el corte es el remate de un trabajo bien realizado.





El mecanismo que instalamos es único. Permite instalarlo más adelantado que el resto de los mecanismos que existen. Con esto evitamos que al apoyar el pómulo en la parte delantera del lomo, la fuerza que genera levante la parte trasera del mismo mediante un indeseado efecto palanca desajustando, moviendo y al final rompiendo el mecanismo.

Regulación en altura y ventaja:

Un lomo regulable sirve para dos propósitos principales en una escopeta:

  • Proporciona un ajuste perfecto del ojo respecto a la solista o banda del arma regulando la altura y viendo la cantidad de banda que cada uno quiera, mirar enrasando o viendo más o menos banda para que el tiro queda más o menos arriba dependiendo la modalidad que se practique, y por otra parte centrando el ojo con la regulación izquierda - derecha respecto del arma. Algunos tiradores diestros suelen dejar el ojo un poco hacia la derecha (izquierda para los zurdos) de la solista (muy poco) lo que se conoce como ventaja. De esta forma nos aseguramos a llegar mejor a los blancos que se desplazan a la derecha (a contramano) que son los que más cuesta a los tirados diestros o a la izquierda tratándose de zurdos, ya que al mover el arma realizando el swing en este sentido, sin darnos cuenta podemos reducir la presión y llegar a separar levemente la cara de la culata la ser un blanco que se mueve a contramano.
  • En el caso de las escopetas, al no existir visor  o mira con la que ajustar el tiro, es el propio ojo el que hace de mira o puente. Al blanco hay que verlo siempre, no es recomendable cubrirlo, por lo tanto si apuntamos a la base del blanco puede que el tiro quede bajo. Con el lomo, podemos corregir esta situación. Si subimos el lomo haciendo que al encarar nuestro ojo quede levemente por encima de la banda (lo que se conoce como ver banda) haremos que al disparar el tiro vaya más arriba corrigiendo este problema. De esta forma no necesitamos cubrir el blanco al disparar, sino apuntar a la base del mismo, permitiendo ver si hemos hecho blanco al primer disparo y poder realizar otro disparo rápidamente en caso de haber errado. Si por el contrario, no vemos banda o lo hacemos enrasando, probablemente el tiro quede bajo y tengamos que tapar el blanco quedando sin saber si le habremos dado hasta que no levantemos los ojos o bajado la escopeta, tiempo excesivo para poder realizar otro disparo, además de habernos "sacado de encare".
De esta forma, si al plomear vemos que el tiro queda bajo, podremos subir el lomo  corrigiendo el problema.

De igual manera si al realizar el swing vemos que nos cuesta más los blancos que van hacia la derecha que los de la izquierda, podemos mover el lomo hacia el lado que más nos cuesta alcanzar el blanco, en este caso hacia la derecha pero con precaución y nunca más de 2 mm. 

La principal razón por la que nos cuesta llegar a los platos a contramano (los de la derecha para diestros e izquierda para zurdos) es que al tirar con los dos ojos abiertos, el ojo no director también "ve", es decir, genera una visión reducida y lateral de los cañones haciendo que los platos a contramano parezca que has llegado a él cuando todavía estás por detrás. Podemos hacer la siguiente experiencia. Para un tirador diestro, si realiza un swing de izquierda a derecha con los dos ojos abiertos, y cuando crea que ha alcanzada un blanco fijado previamente en el salón de su casa, que pare el arma cuando crea que lo está apuntando y guiñe el ojo no director para ver exactamente donde está apuntando. Se dará cuenta que todavía no había llegado al blanco prefijado cuando creía que sí lo había alcanzado. En definitiva, a los blancos a contramano hay que adelantarles más ya que la percepción que tendremos es que ya les hemos adelantado pero este adelanto será menor que el que creemos, en cambio a los blancos a mano (a la izquierda para diestros) en cuando llegues al blanco, en realidad le estás metiendo más adelanto del que crees, por eso nos cuestan menos los platos a izquierdas que a derechas para un diestro. La solución de esto es dar ventaja como hemos dicho, desplazar el lomo un par de milímetros hacia la derecha para que el ojo quede dos milímetros por la derecha del eje central de la banda.

Otra razón pero de menor peso es que sin darnos cuenta al realizar el swing a contramano, tendemos a separar muy levemente la cara de la culata, de manera imperceptible e inconsciente, con lo que al corregir la ventaja de esta manera, evitamos el problema.






Cantoneras:


También se instalan todo tipo de cantoneras. En la siguiente foto se muestra algunas de las cantoneras técnicas que realizo en espuma de alta densidad. Se logra disminuir el retroceso significativamente, una total adaptación anatómica apoyar la escopeta en el hombro y evita ese efecto indeseado de resbale o patinamiento que crean  otras cantoneras cuando disparamos.

¡¡¡DISPONIBLES CANTONERAS CON LA BANDERA DE ESPAÑA!!!





Otro tipo de cantoneras que instalo son las regulables. Con esto se consigue adaptar plenamente el ángulo de salida y la altura del punto de apoyo de la cantonera con el hombro. 

MEDIDAS DE LA CULATA

LA SALIDA:


Lo primordial y primero que debemos hacer es ajustar la salida. La salida es la desviación que presenta la parte inferior de la cantonera respecto al eje vertical de la culata y de los cañones. Esta distancia es importante ya que hace que al apoyar la culata en el hombro, el arma no quede inclinada y que el apoyo se realice completamente sobre el hueco del hombro en todas sus partes por igual. En el caso de las escopetas superpuestas, este efecto es más significativo y se aprecia mejor al tener que quedar los cañones totalmente perpendiculares al suelo. Esto hace que el encare y el apoyo del arma con las distintas partes del cuerpo sea correcto. Hay veces que dependiendo de la corpulencia del tirador, la "salida" hay que modificarla. Para ello dispongo de cantoneras ajustables en ángulo.

Uno de los inconvenientes de una salida mal ajustada es que machaquemos el pitch que a continuación explicaremos. Cuando la salida es insuficiente, la punta inferior de la culata apoya en el pectoral en vez de hacerlo en el hueco que tenemos, lo que provoca que la parte inferior de la cantonera tenga más apoyo sobre el hombro, y que la parte superior de la cantonera no tenga la misma presión o apoyo sobre el hombro. ¿Y esto que significa? Si la parte inferior presiona o apoya más que la parte superior de la cantonera, genera que al disparar la escopeta pueda moverse verticalmente golpeándonos en exceso el pómulo y desajustar el segundo tiro con el consiguiente fallo. Por lo tanto, lo primero que hay que ajustar es la salida de la escopeta a la fisionomía del tirador.

Aquí podemos ver el ángulo de salida para culata de diestro vista la cantonera desde atrás. Esta desviación de la vertical es fundamental para que el arma nos quede en su sitio y el apoyo sobre el hombro sea perfecto.



Una vez que tenemos ajustada la salida de la escopeta con una cantonera regulable podemos pasar a estudiar el pitch.





EL PITCH:

Otro factor importante es el pitch. Este ángulo es el responsable de que se adapte y apoye el arma perfectamente en nuestro hombro, es decir, que la presión que ejerce la cantonera en su parte superior e inferior sea la adecuada dependiendo de la modalidad que se practique. Muchas veces hay tiradores se quejan de que la cantonera le molesta arriba o abajo al apoyárla en el hombro. Lo primero que hay que asegurarse es que la salida (arriba explicada) sea la correcta. Una vez verificada ésta, podemos ver si el pitch se ajusta a la modalidad que ejercitamos.

Un ajuste incorrecto del pitch genera que nos cueste llegar bien a los blancos altos (tiro al vuelo, ojeos, foso olímpico) o por la contra a los blancos bajos (caza conejo...) dependiendo de lo que suceda. Lo segundo es que un ángulo erróneo del pitch puede generar culetazos en el pómulo al disparar debido al mal apoyo de la cantonera con el hombro. Repito que hay que tener en cuenta que un mal ajuste en la salida de la culata pueda tener efecto negativos en el pitch, y aunque este sea el correcto, parece que está mal, así que lo primero es verificar si la salida es la correcta.

Esta medida cambiará dependiendo de la modalidad que se practique y la fisionomía del tirador. Un pitch para foso olímpico puede estar entre los 2 y los 4 centímetros midiendo la separación del cañón respecto a la pared al apoyar la escopeta por la cantonera en el suelo y pegarla a la pared. En caza el pitch suele ser mayor de 4 cm, pudiendo llegar a 8-10 cm. A parte de la modalidad que uno practique, también dependerá de la fisionomía del tirador. Si tiene más musculatura o menos. Igualmente habría que ver la postura o inclinación del tirador a la hora de tirar.

Para medir el pitch se pone la escopeta vertical apoyando la cantonera sobre el suelo. Se aproxima a una pared hasta que toque alguna parte del cañon o báscula con la misma y asegurándonos que la cantonera siga plenamente apoyada sobre el suelo. La banda o solista de los cañones tiene que estar mirando hacia la pared. La distancia que queda entre la pared y la punta de los cañones es la medida aproximada que nos da una idea del pitch de nuestra escopeta.



LA CAÍDA:

La caída es la diferencia de altura entre la parte delantera de la culata y la parte trasera (parte de arriba de la cantonera) siempre midiendo respeto a la banda o solista de los cañones. Dependiendo de la fisionomía del tirador y la especialidad que practique (foso olímpico, recorridos de caza, caza...) la caída debe ser más o menos acentuada. Para foso olímpico la caída debe ser inapreciable, entre 0 mm a 10 mm a lo sumo. Si llevamos montecarlo, la caída debe de éste debe ser cero. Para caza o recorrido una caida en torno a los 15 mm es la apropiada aunque sobrepasar esta medida no es aconsejable ya que puede hacer que dependiendo de donde encares cada vez que tiras, veas más o menos banda y además puede hacer que la escopeta de algo más de golpe en el pómulo.

Vemos en rojo la caída una culata estándar de fábrica. Si tenemos instalado un lomo regulable, podemos corregir en parte la caída de nuestra culata haciendo que se apoye más abajo o más arriba en nuestro hombro y corrigiendo problemas como el golpeteo en el pómulo que puede hacernos bastante daño si se tiran muchos tiros. Sólo si la culata no tiene la caida correcta para la disciplina que practicamos, podemos corregir el golpeteo excesivo en el pómulo subiendo la trasera del lomo regulable algo más que la delantera, pero antes hay que verificar que la salida y el pitch sean los correctos. Si la salida y el pitch son correctos generalmente en el 95% de los casos no hace falta tocar este parámetro, ya que no tendremos ningún problema de golpeteo. 

La siguiente foto es la medida de la caída de una culata sin montecarlo.



En la siguiente foto se puede apreciar como una culata con montecarlo su caída es casi inexistente.


Igualmente también instalo espuma de alta densidad en la parte superior del lomo. De esta forma el encare puede ser firme y rápido sin temor a hacernos daño con la dura madera, quitando el efecto de inflamación de nuestro pómulo - mejilla que tiene el tirar mucho y que hace cuando tenemos dolorido el pómulo que vayamos con miedo ante un nuevo disparo.


Este tipo de goma es muy duradera y no se deteriora con ninguna sustancia. Resiste a la lluvia y al paso del tiempo, siendo a la vez firme para favorecer un encare más suave.Es válida para cualquier modalidad como tiro al plato, recorridos y caza.








AJUSTE DE LA ALTURA DEL LOMO: VER BANDA.

TIRO OLÍMPICO Y UNIVERSAL:


Como coloquialmente se dice hay que tirar "viendo banda". El ver más o menos banda dependerá de los gusto de cada tirador, pero desde luego ver algo de banda hay que ver, ya que sino tendríamos que tapar el blanco al dispara y no veremos si le hemos dado o no, imposibilitando o dificultando un segundo tiro certero.

Hay que tener en cuenta que si la disciplina que practicamos es el Foso Universal podemos a nuestro criterio ver algo menos de banda que en olímpico. La razón no es otra que los platos salen más horizontales en universal y más despacio no ganando altura tan rápido como lo hacen en olímpico.

Otra consideración a tener en cuenta es que depende de lo rápido que tiremos, la altura también hay que modificarla. Si somo tiradores apuntones no hay que ver tanta banda como si tiramos al "saque". Si tiramos muy rápido la cantidad de banda que hay que ver debe ser algo mayor.

En un principio. para probar y ajustar correctamente el mecanismo, debe realizar unos disparos sobre un blanco apuntando a la base del mismo a unos 20-25 metros. 

El 70 % de los perdigones debe quedar por encima del blanco, el 30% restante por debajo. Suba o baje el lomo añadiendo o quitando arandelas de forma sencilla hasta que ocurra lo expuesto anteriormente. Esta regulación debe ser inicial y cada tirador dependiendo de la velocidad con la que tire, la modalidad que practique y su preferencia personal deberá modificar la altura añadiendo más o menos arandelas al mecanismo hasta que se encuentre cómodo. Una vez fijada la altura y mejorado los resultados no es recomendable andar modificando más dicho parámetro, ya que si un día fallamos mucho, no es por la regulación, es porque hemos tenido un mal día. Otro día lo haremos mejor.


CAZA:

Para la caza el ajuste y los principio básicos son los mismos que en tiro, lo único que no es necesario ver tanta banda. La prueba es la misma aunque con unos matices. A una distancia de uno 25 metros apuntamos a la base de un blanco o al centro de una diana. El 50 % de los perdigones debe quedar por arriba y el 50 % por debajo. La explicación es sencilla. La caza generalmente no sale con fuertes ángulos ascendentes como la hace un plato por lo que no hay que adelantar tanto el tiro por arriba. La caza generalmente mantiene una trayectoria más horizontal. Si ha esto añadimos que se la suele "apuntar durante más tiempo" que a un plato, la cantidad de banda que hay que ver es algo menor. El único objetivo de ver algo de banda en caza es que apuntando a la base del blanco, sin llegar a taparla consigamos alcanzarla. Eso tan común como "tapar o cubrir la pieza" no debe realizarse, salvo que el blanco venga hacia nosotros (ojeo) o huya de nosotros por tierra (conejo). En el resto de trayectorias procuraremos ver el blanco a abatir, para en caso de errar poder corregir inmediatamente y realizar un segundo disparo. Si no vemos el blanco, al disparar no sabremos si lo hemos dado o no, por lo que tendremos que volver a encarar, apuntar y disparar, y muchas veces no hay tiempo para tanto.


REGULACIÓN DE LA VENTAJA:

Muchas veces, al encarar (con los ojos horizontales, no durmiéndonos sobre la culata) el ojo no queda en eje con la banda, sino que se encuentra desplazado a al derecha o izquierda, dependiendo de la fisionomía del tirador. Con el mecanismo, se puede corregir dicho efecto, pudiendo desplazar el lomo a derecha e izquierda hasta que consigamos tener perfectamente alineado el ojo verticalmente con la banda o solista de los cañones.

En tiro al plato (Foso olímpico y universal) hay veces que algunos tiradores les cuesta romper los platos a contramano (si uno es diestro, los platos que tiene trayectoria hacia la derecha y si se es zurdo a la izquierda). Cuando tiramos, al realizar el movimiento o swing de los cañones a contramano, tendemos a levantar levemente la cara de la culata. Esto genera que necesitemos dar un poco de ventaja hacia la derecha (diestros) o izquierda (zurdos) para conseguir tirar mejor esos platos. Pero el desplazamiento del ojo hay los lados no debe ser mayor que uno o dos milímetros respecto el eje de la banda o solista ya que no es necesario más. Si seguimos teniendo dificultad en esos platos, el problema puede ser otro, posiblemente de adelanto.







 

MECANISMO EN RIFLES Y CARABINAS AIRE COMPRIMIDO:

Este mecanismo lo instalo igualmente en rifles. La única salvedad es que el tenemos que poder subir más el lomo que en las escopetas, pero eso no es problema. De esta manera el encare a la hora de visualizar el objetivo con visor telescópico, punto de mira clásico o visor holográfico es inmediata y rápida. El estar buscando el visor hasta que focalizamos correctamente hace que perdamos unos segundos muchas veces valiosos, sobre todo en monterías, en la que tenemos muy poco tiempo para disparar. La siguiente foto muestra una culata de rifle automático. El mecanismo especial que usa permite levantar el lomo más de 4 centímetros. Se puede realizar mecanismos que eleven más centímetros el lomo para que se adapte perfectamente a la altura del visor.



  

Esta última imagen corresponde a una carabina de aire comprimido DAYSTATE PCP. Ideal para cualquier modalidad como la field target.


REPARACIÓN CULATA. REPARACIÓN GUARDAMANOS.

También realizo reparaciones de culatas y guardamanos. Generalmente el nogal del que están hechas las culatas tiene una peculiaridad. Al ser una madera muy dura, es igualmente frágil. Ocurre algo parecido con los diamantes, son muy duros pero un golpe puede romperlos. Las culatas no aguantan bien las deformaciones, tensiones ni los golpes. Si a esto añadimos que pudiera tener un defecto interno o que no asiente perfectamente bien en todos los puntos de contacto con la báscula del arma, genera que se rompa. ¿Y por dónde suele romperse? Por los puntos de máximo esfuerzo y dónde es más delgada, el cuello de la culata y la parte de la empuñadura. Por lo general no hay que esperar mucho a repararla, ya que la raja se va abriendo con el tiempo y puede llegar a hacer irreparable algo que en un principio era tenía solución.

La reparación de la culata o guardamanos se realiza no solo pegando, sino reforzando con tornillos de unión o macarrones metálicos o de madera internamente sin que se note y luego lijando tintando y barnizando la zona de forma que no se aprecie la reparación. 

RECONSTRUCCIÓN Y RESTAURACIÓN DE CULATAS:


También realizo restauraciones y reparaciones de culatas y guardamanos siempre dejando un aspecto como nuevo. A continuación pueden ver una reconstrucción y restauración de culatas que estaban en muy mal estado y se han restaurado y reparado con distintas terminaciones, unas al aceite y otras al barniz.








PROLONGACIÓN PISTOLET:

También dentro de los trabajos que ofrezco se puede alargar el pistolet con distintas terminaciones y opciones de acabado para conseguir una sujeción más firme de la mano, evitando así que el dedo meñique se sale por debajo y no sujete el pistolet como debiera. Pueden consultar las distintas opciones de terminación. 



Si tienes alguna duda puedes contactar conmigo por mail: 

info@culatasregulables.com 

lomosregulables@gmail.com


También puedes hacerlo por teléfono: 677806992 Tardes y fines de semana(MIGUEL ÁNGEL) (TAMBIÉN POR WHAT'S UP)


Puedes venir a verme en Segovia (España) o bien puede enviarme la culata por agencia de transportes (SEUR, MRW, DHL....) o por correos y en menos de 5-6 días te la devuelvo terminada. 

PARA CUALQUIER OTRO COSA CONTACTA CONMIGO SIN COMPROMISO.







contador usuarios online